¿Necesitas ayuda?
96 000 1401
  • 100% Discreto Paquete sin logo
  • Envío Gratis Pedidos mínimo 20€

Clítoris

Cltoris

¿Qué es el clítoris?

Es la única parte del cuerpo humano que solo tiene fines sexuales y está presente en la anatomía de la mujer. Por lo tanto, es un órgano femenino que se ubica en la vulva y que suele crear interrogantes en muchas personas sobre su ubicación, tamaño, función y como se debe de tocar.

Contiene numerosas terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos y glándulas que permite sentir a la mujer excitación a través de él. Por estas características se llega a comparar con el pene. Sin embargo, el hecho de que su única función sea sexual, es mal vista en algunas cultural del mundo.

Por lo que, es importante tener en cuenta que disfrutar del placer que se puede obtener por el clítoris, es igual al que se consigue con la penetración vaginal. Aunque la diferencia radica en que este órgano sexual puede llegar a producir una mayor excitación que otros métodos, al menos en la mayoría de las mujeres.

Dónde está y como encontrar el clítoris

Para algunas mujeres, es difícil hallar el clítoris, especialmente por la vergüenza y temor a explorarse. Se debe tener presente que es algo natural y conocer el cuerpo es sano. Esto, además, permite mejorar la vida sexual y disfrutar plenamente de ella.

El clítoris se encuentra en la parte superior y central de la vulva, más arriba de la uretra. Cercano a los labios menores del genital y suele estar escondido por el prepucio. Este órgano se constituye por diferentes partes externa e internamente, lo cual se explicará más adelante.

El saber dónde está este órgano permitirá lograr un mejor disfrute al momento de masturbarse y compartir en pareja. Si para la mujer es difícil encontrar el clítoris, para muchos hombres resulta un desafío saber cómo localizarlo y estimularlo correctamente. Por eso, la comunicación es clave para disfrutar del sexo satisfactoriamente.

Cómo estimular el clítoris

El primer paso es descubrir donde está el órgano y el segundo es como se puede estimular correcta y satisfactoriamente, para lograr el deseado orgasmo. Conseguir llegar al clímax de esta manera puede ser muy fácil si se hace adecuadamente. El clítoris posee 8.000 terminaciones nerviosas, es decir que tiene un alto nivel de sensibilidad.

Sin embargo, esto también significa que es muy delicado y debe ser tratado con sutileza. Al igual que el genital masculino, el clítoris si no recibe caricias de forma adecuada, se puede convertir una experiencia grata en una dolorosa. Por eso, es importante comenzar siempre la estimulación con suavidad.

No se trata de tocar directamente el clítoris, sino de una fase previa de excitación para que la mujer se encuentre dispuesta y gustosa con el tacto. Es muy importante antes de proceder a estimular el área recordar mantener una buena higiene de las manos, objetos a utilizar y una buena comunicación con la pareja.

Un consejo adicional para lograr pasar un buen rato lleno de placer y excitación, es crear un ambiente formidable. El lugar donde se va a mantener relaciones sexuales debe estar pulcro, tener buena ventilación y una iluminación moderada, puede ser agradable.

También se puede usar velas aromáticas e incienso. Estos pequeños detalles pueden ayudar a crear, mayor confort y relajación para la pareja, lo que facilitará llegar a la máxima excitación y experimentar un momento muy placentero.

Cómo acariciar el clítoris

Lo mas recomendable es que la mujer conozca su propio cuerpo, esto ayudará a descubrir y entender que le gusta más. De esa manera al momento de tener sexo será más fácil llegar al orgasmo junto a su pareja. Por eso, el saber masturbarse es importante, la practica hará que poco a poco se pueda encontrar la forma exacta de llegar el clímax.

A cada mujer le gusta una sensación distinta, por eso no hay una técnica única y exacta. Por lo que, se explicará ciertas formas de lograr la excitación por medio de las caricias en el clítoris. Es primordial la lubricación en el área, esto ayudará a masajear mejor.

El estar seca puede llevar a causar molestias al momento de la caricia. Por lo tanto, se puede recurrir a un lubricante para humedecer la zona. Cómo se mencionó anteriormente, la mujer primero deberá aprender a tocarse para conocerse. Para estimular el área se puede acariciar con uno, dos, tres o incluso cuatro dedos a la vez.

Para comenzar acariciar los alrededores del clítoris, pero no sobre él directamente. Al principio debe ser una caricia suave y a medida que incremente la excitación podrá ir aumentando la presión de los dedos sobre la piel. El usar varios dedos a la vez, permitirá masajear cerca del clítoris y rozarlo alternando los dedos, lo cual resulta muy excitante para muchas mujeres.

Aunque la mayoría de ellas disfrutan más cuando se toca el órgano directamente. Por lo que, se podría comenzar por los alrededores hasta llegar a él. Sin embargo, lo mejor es probar hacerlo de distintas maneras hasta encontrar las que más placer cause.

Una vez que la mujer conoce mejor su cuerpo y el placer que puede conseguir con la masturbación, es momento de compartirlo con la pareja. Para el hombre muchas veces, excitar a la mujer se trata de frotar repetidamente y con presión. Pero al igual que como se explicó anteriormente se debe hacer con cuidado y suavidad, por lo menos al principio.

Se debe recordar que la comunicación es clave, por lo que es conveniente que la mujer le indique a su pareja lo que le gusta y lo que no. Durante el momento de la actividad sexual, se debe estar atento a los movimientos y expresiones de ella. Los gestos corporales y faciales, son claros indicadores del disfrute.

Para comenzar la pareja se debe asegurar de tener las manos limpias y uñas cortas para evitar lastimar accidentalmente a la mujer. Las caricias en otras zonas como los pezones, el abdomen, el ombligo y los labios menores, es una excelente forma de iniciar el proceso de excitación.

Para tocar es mejor utilizar el dedo índice y medio o dedo corazón. Una vez en el área, primero, se debe acariciar con suavidad los alrededores y sobre el capuchón del clítoris (más adelante se explicará las partes del órgano). Masajear sutilmente alrededor logrará que la mujer empiece a excitarse gradualmente.

Se puede dar suaves toques, acariciar de arriba hacia abajo y dibujando círculos. Esto siempre cerca del clítoris o sobre él, pero sin exponerlo. Cuando ya exista un buen nivel de excitación por parte de la mujer, se puede proceder a descubrir el órgano y acariciarlo con sutileza.

Este último punto a pesar de que puede ser muy placentero para la mujer, es necesario tener presente que se debe hacer con mucho cuidado. Siempre recordar que es un área muy sensible por lo que, debe ser tratada con sutileza. Se debe informar a la pareja si existe alguna molestia durante la actividad.

Pero esto no solo se puede hacer a través de la masturbación en solitario o compartida. Durante el sexo se puede acariciar el órgano. Algunas posiciones como el misionero permiten que el hombre genere cierta presión durante la penetración sobre el clítoris con la base del pene, lo que puede dar gran placer.

También, en algunas posturas permiten que la mujer se toque directamente en el área mientras es penetrada o incluso que lo haga el hombre. El usar juguetes sexuales puede ser una experiencia divertida y excitante para hacerlo en solitario o acompañada.

Las caricias con el pene en la vulva y alrededor del clítoris o sobre él con suavidad, resulta muy placentero. Esto es excitante visualmente para la mujer al ver el roce entre ambos genitales y le causará estímulos muy agradables en la vulva. Experimentar todas estas técnicas permitirá descubrir nuevas sensaciones y placeres sexuales.

Cómo lamer un clítoris

Los Juguetes sexuales y los dedos pueden ser muy cautivadoras sexualmente. Pero, hay una técnica que solo puede hacerse en pareja y que resulta excitante para ambos. La lengua también puede lograr causar sensaciones que harán explotar de placer a la mujer.

La buena higiene es importante tanto en el área genital como en la boca, al momento de practicar sexo oral. Acariciar el clítoris con la lengua puede ser una buena forma de iniciar el encuentro sexual y también una excelente manera de terminarlo.

La humedad es clave para tener una práctica sexual satisfactoria de cualquier tipo. En el caso de tener sexo oral se pueden utilizar lubricantes con sabor para ayudar a mojar el área. Para comenzar se puede pasar la lengua por los labios vaginales y laterales del clítoris.

Todo el proceso se debe hacer con lentitud y calma. La lengua permite ir con mas tranquilidad sobre el órgano sexual sin temor a lastimarlo. Se puede lamer el clítoris de forma circulas, de arriba hacia abajo, con pequeños toques y roces.

Al comienzo se puede hacer con suaves caricias y posteriormente incrementar la presión que se hace con la lengua. Para mejorar las sensaciones, se puede masturbar al mismo tiempo o alternar entre las dos técnicas, para causar el deseado orgasmo.

Tipos de clítoris

Como sucede con cualquier parte del cuerpo, el clítoris también es diferente en cada mujer. Los hay rosados, marrones claros y mas oscuros. Los tamaños varían, algunos son pequeños, grandes y otras los tienen más gruesos.

Existen entonces grandes diferencias entre cada clítoris y estas pueden tener ciertas consecuencias en su función. Características como el color son secundarias en ese aspecto. Sin embargo, el tamaño puede influir durante las actividades sexuales, cuando excede ciertas medidas estándar.

Clítoris pequeño

Más que un tamaño inferior al promedio, ciertos especialistas creen que la distancia interna entre el órgano y la vagina afecta a los orgasmos. Esto se debe a que se encuentra mas distante y por lo tanto se dificulta estimularlo a través de la masturbación o penetración.

Super clítoris

Los fetos no tienen distinción de sexo durante las primeras semanas de formación. En un momento determinado se definirá si tendrá genitales femeninos o masculinos. Sin embargo, a veces ocurre un error y aún cuando se desarrolla cromosomas del primer sexo mencionado se segregan hormonas masculinas.

Esto fomenta un mayor crecimiento del clítoris, ya que, este se ve influenciado por la testosterona. Por eso, su similitud con el pene que se explicará mas adelante. Esto puede determinarse cuando supera los 9 mm de largo, que es la medida promedio. Lo que puede dificultar las relaciones sexuales.

Clítoris pene

De alguna manera, todas las personas en sus primeros momentos de formación en el útero, tuvieron pene. Sin embargo, por el proceso de desarrollo que se explicó anteriormente, algunos terminaron de desarrollar el genital masculino y otras el genital femenino y con ello un clítoris.

Y ese es el motivo de que ambos guarden cierta similitud. Ambos tienen terminaciones nerviosas que los hace sensibles para mayor placer. Al momento de excitarse ambos se hinchan al llenarse de sangre. Los dos también tienen un glande y una protección como la del prepucio.

E incluso por las noches al igual que les sucede a los hombres, las mujeres tienen erecciones en el órgano. También las tienen cuando están excitadas. Sin embargo, se diferencia en que el clítoris tiene una única utilidad que es sexual, mientras que el pene tiene más de una función.

Tamaño del clítoris

Aunque en promedio, la medida del órgano es de 9 a 11 cm aproximadamente, sin embargo, la mayor parte se encuentra oculta dentro de la vagina. Externamente se puede visualizar el glande o capuchón que cubre la punta del clítoris e incluso en algunas personas se puede ver directamente.

Algunas mujeres según el tamaño, lo pueden tener más expuesto, aunque son apenas unos milímetros en promedio. Sin embargo, aunque el trato con el órgano sexual puede diferenciarse un poco dependiendo de sus medidas, con ambos se puede obtener el mismo placer. A pesar de que se cree que la magnitud del glande influye en la sensibilidad, mientras más grande mayor placer.

En cuanto el clítoris pequeño, con buena dedicación como se explicó anteriormente, se puede lograr un buen orgasmo. El uso de juguetes sexuales diseñados para este órgano en especifico se puede obtener excelentes resultados. También la mujer o pareja, se debe de asegurar de humedecer bien los dedos para facilitar el masaje en el área.

Para aquellas mujeres con un clítoris grande, hay mayor facilidad para llegar al orgasmo. Su tamaño permite un fácil acceso al órgano, para poder tocar y acariciar. Por lo que, no requiere de tanto esfuerzo como en uno de menor tamaño, aunque eso no significa que no deba existir dedicación para el placer.

Forma y partes del clítoris

Como se mencionó previamente, el clítoris es más de lo que se ve a simple vista y consta de varias partes. Externamente se puede visualizar el glande, que es la parte que está cubierta por el prepucio. Internamente se encuentra el cuerpo del órgano, crura y bulbos vestibulares.

El cuerpo del clítoris tiene tres extremos, que en conjunto conforman un triángulo. El primero es el superior, donde se encuentra el glande. Los otros dos extremos se dividen, ubicándose lateralmente con cierta distancia entre sí. En medio de ambos se ubican los bulbos vestibulares, su forma es semejante a los testículos. Se sitúa en la última parte el canal vaginal y sobre este la uretra.

¿Te gusto el post? Anímate a compartirlo con tus amigos

Pinterest
Comentarios

Actualmente no hay comentarios en este post.

¿Quieres dejar un comentario en este post?

Sólo los clientes pueden comentar sobre nuestros posts. Puedes Iniciar sesión o Si todavía no estás registrad@ puedes Registrarte aqui.

Marta San Pedro

Redactora del blog

$nombre_posteador

Puntuación

Gracias por leer mis reseñas, espero que os guste lo que escribo, me votéis y dejéis un comentario. Para mi es un placer poder participar escribiendo en el blog de esta tienda y espero que sea con mucha frecuencia y estar a la altura. Gracias a todos!! besos