¿Necesitas ayuda?
96 000 1401
  • 100% Discreto Paquete sin logo
  • Envío Gratis Pedidos mínimo 20€

Cómo Hacer Un Trío

Como hacer un tro

¿Qué es un trío?

Entre las fantasías sexuales más comunes tanto en mujeres como hombres, especialmente estos últimos, están los tríos. Es una práctica que básicamente trata como su nombre lo indica, mantener relaciones sexuales con dos personas al mismo tiempo, es decir, tres participantes durante el sexo.

Aunque se trata de una actividad que a muchas personas les da curiosidad, son pocas las que se atreven por vergüenza, desconocimiento y temor. Sin embargo, puede resultar muy satisfactorio y excitante para una pareja o incluso para un soltero. Tener en cuenta ciertas medidas de precaución para proteger la salud y las relaciones o sentimientos es suficiente.

Por lo tanto, es necesario establecer normas y limites que permitan aclarar lo que se quiere y lo que no. La comunicación es importante así, como las medidas preventivas para la salud. Cumplir con estas pautas, le permitirá disfrutar plenamente a cada uno de los participantes.

Primer trío

Indagar en distintas prácticas sexuales que permitan salir de la rutina siempre puede resultar muy excitante, pero puede ser un poco intimidante la primera vez. Si se tiene pensando probar un trío, es necesario tener presente que no tiene nada de malo hacerlo, y olvidar los prejuicios culturales.

Si conoces a personas que tengan experiencia en esto, puedes pedirle orientación y consejos al respecto. En caso de tener pareja, previamente deben conversar sobre realizar esta actividad para que ambos puedan aclarar dudas y llegar a un acuerdo.

Es recomendable hacer un trío con una persona que no tenga una relación estrecha para evitar problemas sentimentales. Para esto, se puede recurrir a una persona que se tenga conocimiento que le agrada estas prácticas o se crea que le gustaría hacerlo. Por otro lado, también se puede recurrir a las muchas aplicaciones y sitios web para conocer personas y ligar.

Especialmente para la primera vez, es normal sentir nervios y estar cohibido, por lo tanto, se pueden hacer otras cosas previas al acto sexual. Salir a cenar, al cine o algún evento sencillo que le permita conocerse, interactuar y romper el hielo. Esto fomentará el feeling y comodidad entre las personas, que ayudará a liberar la tensión y crear un ambiente agradable.

Compartir con los demás los gustos propios, es una buena forma de encontrar un mayor placer y evitar incomodidades. Tampoco es recomendable enfocarse en una sola persona, se debe recordar que son tres y, por lo tanto, lo mejor es distribuir las caricias y el disfrute equitativamente. Mantener el uso de métodos de protección y una buena higiene ayudará a cuidar la salud de los integrantes.

Una vez finalizado el encuentro sexual, pueden igual que en el sexo tradicional descansar y conversar juntos, para evitar la incomodidad posterior al acto. Asearse muy bien y compartir sobre la experiencia para mejorar o probar nuevas cosas en una próxima ocasión.

Qué hacer en un trío

En primer lugar, mantener una buena comunicación y crear esa conexión entre los tres, permitirá disfrutar con tranquilidad de todo el proceso. Además, esto ayuda a aliviar las tensiones que pueden resultar al involucrarse de esta manera con otras personas.

Si se está dispuesto a tener un trío, es indispensable tener la menta abierta y olvidarse de las ataduras que imponen sobre este aspecto. Relajarse conversando y tomando algo, puede ser bueno para crear un buen ambiente, hablar de cosas de índole sexual es bueno para comenzar.

Jugar previamente, compartiendo un sofá, conversando de experiencias o deseos sexuales, el lenguaje corporal como gestos coquetos, las suaves caricias son una buena forma de dar inicio al sexo. Participar en un trío puede ser muy excitante, los gemidos, las caricias, los jadeos, el deseo, pero esto puede verse obstaculizado sino se permite disfrutarlo.

Disfrutar de cada sensación, permitirá crear un ambiente lleno de pasión. No hay que olvidar que son tres participantes, se debe poner atención a cada parte. Aunque esto puede variar según los límites establecidos previamente, ya que, se puede tratar de un trío heterosexual u homosexual.

Atreverse a probar nuevas posiciones mejora la experiencia y practicar ciertas posturas para el placer de cada uno. También se deben considerar las medidas de protección para evitar embarazos no planificados y el contagio de infecciones o enfermedades de transmisión sexual; especialmente, al tener sexo con una persona poco conocida como en el caso de aquellos que se conocen por sitios web o aplicaciones para ligar.

Posturas para tríos

Al momento de hacer un trío existen diversas posiciones que pueden hacer, donde los tres podrán dar y recibir placer por igual. Experimentar distintas posturas permitirá más sensaciones y hará más ameno el encuentro sexual, por lo tanto, atreverse a probarlas será muy divertido y excitante.

Sexo anal trío

El sexo anal es muy común en los tríos, por lo tanto, antes del encuentro sexual se debe recordar asearse adecuadamente. La higiene personal es importante especialmente, si se piensa practicar esta actividad. Lavar bien el ano y sus alrededores, no usar el mismo preservativo con el cual se hizo la penetración anal, para el sexo vaginal.

Hacer el trencito permite que dos personas penetren por el ano a otras dos a su vez. Por eso el nombre, ya que, al estar en esa posición imitarán esa estructura. La sintonía entre los tres ayudará a crear una armonía que será placentera, por eso es recomendable tratar de mantener el mismo ritmo.

En varias posiciones se puede practicar el sexo anal, en el caso de que sean dos hombres y una mujer, ella puede recibir una doble penetración. Uno se acostaría y ella sobre él, de manera de que este la penetre por el ano y a su vez, otro hombre arrodillado introduzca su pene en la vagina. Sin importar la posición que decidan probar, se debe recordar usar mucho lubricante.

Sexo oral trío

El estímulo que causa el sexo oral es el favorito de muchos, pero durante el trío esta sensación de excitación puede duplicarse. Una forma de iniciar el encuentro sexual es con esta actividad, pero doblemente, es decir, en vez de una persona, dos darán placer a una.

Ya sea una mujer o un hombre, ambos pueden recibir lamidas y besos en el genital por otros dos. Aunque la accesibilidad que permite el pene, hace que sea más fácil proporcionarle placer al unísono con la lengua. Sin embargo, se pueden igual turnar para chupar y dar sexo oral a la chica. Esta sensación causa gran excitación al saber que son dos personas las que están acariciando el genital.

Al igual que sucede con la penetración anal, esta práctica sexual forma parte constante de los tríos. Otra posición que se puede practicar es mientras uno está acostado, introduciendo el pene en la vagina o al revés, la otra persona puede colocarse sobre la cabeza del que está en reposo para que le haga el sexo oral.

Kamasutra trío

El Kamasutra es un libro que se encarga de ilustrar y dar a conocer distintas posiciones sexuales, así como los placeres e información sobre esta área. Proviene de la India, pero es conocido a nivel mundial desde hace mucho tiempo atrás. Para probar nuevas posturas es ideal y en el caso de los tríos no es la excepción.

El perrito es una de las posiciones más conocidas y preferidas, también placentera para el trío. Colocarse de forma habitual, y la tercera persona se colocará boca abajo, debajo de la mujer. Quien esté allí puede quedar de frente a la mujer para besarla y estimularla. Otra opción sería colocarse viendo directamente la penetración, mientras la mujer le practica sexo oral.

En esta misma posición mencionada anteriormente, se puede colocar la tercera persona arrodillada para que reciba sexo oral por parte de la mujer. Una posición semejante, pero de pie es la mesa, donde la mujer inclinada sobre esta es penetrada desde atrás, mientras que la tercera persona se puede colocar sobre la superficie para recibir sexo oral por parte de ella.

La amazona, permite que uno de los integrantes coloque su genital sobre el rostro del hombre, además permite que quienes se encuentren arriba pueden besarse a su vez. El sexo se trata de experimentar y atreverse a sacar ese lado juguetón y sensual que todas las personas tienen. Por lo tanto, cuando se hace un trío se debe procurar mantener ese mismo espíritu aventurero y apasionado.

No hay que limitarse a las mismas posiciones, probar nuevas formas de dar placer ayudará a incrementar el placer. Aunque hacer un trío hace que se salga de la rutina, si se hace en cada encuentro los mismo, volverá a ser algo aburrido, por eso es aconsejable siempre innovar. Para ello, el kamasutra muestra una diversidad de opciones para abrir la mente y el apetito sexual.

Tipos de tríos

Ciertamente los tríos se tratan del sexo entre tres personas, pero quienes participan no tiene reglas en general. Según el gusto de los participantes y lo que se quiera puede dividirse en cuatro grupos: dos chicos y una chica, dos chicas y un chico, tres hombres o tres mujeres.

También, es importante tener en cuenta que esto no implica tener relaciones homosexuales, es ahí donde deben establecerse límites. Aunque sean dos hombres y una mujer, por ejemplo, esto no quiere decir que entre los dos hombres debe haber interacción directa, por eso se debe conversar previamente.

Trío dos chicos y una chica

En ocasiones este tipo de trío puede traer dos escenarios desagradables: un hombre se pone celoso del otro (en caso de que haya una pareja) o la chica se siente incomoda porque no sabe qué hace con dos hombres a la vez. Pero esto no tiene por qué suceder y ser un problema.

Primero, la chica no debe sentirse abrumada de estar en medio de dos hombres. Lo único que debe estar en la mente es que se trata de una experiencia para disfrutar. Tampoco se debe pretender hacer maniobras de películas o buscar un orgasmo con desesperación, ya que, de hecho, esto puede tener el efecto contrario.

Lo ideal es solo enfocarse en el placer para disfrutar tranquilamente. No hay que pensar mucho la situación y permitir dejarse llevar. Se puede empezar por masturbar a los chicos uno con cada mano, para esto el lubricante es un excelente aliado. También hacerle sexo oral a uno, mientras se acaricia el pene del otro.

En estos tríos la penetración doble es común y puede resultar muy placentera para todos. Para la mujer, al tener terminaciones nerviosas en el ano y la sensibilidad de la vagina, resultará una experiencia muy excitante. Al igual que los chicos al penetrar y ver la escena que están recreando,

Para esto, los chicos deben coordinar para que ambos puedan colocarse adecuadamente y moverse. La mujer puede colocarse sobre el hombre e inclinarse hacia adelante, para el sexo anal proporcionado por el otro participante. Existen muchas posiciones como esta, que pueden ser excitantes para los tres.

Trío dos chicas y un chico

Cuando se trata de estar con dos mujeres, el hombre debe encargarse de no dejar a ninguna de lado. Mantenerlas estimuladas es importante para que no pierdan el apetito sexual. Por lo tanto, es necesario siempre recurrir a posiciones donde ambas puedan tener su turno para el placer.

Entre las posiciones más favorecedoras para mantener la chispa y pasar un rato apasionante está nuevamente, de perrito. Ambas se colocan de esa manera una al lado de la otra, de forma en que el chico pueda penetrar a una y masturbar a la otra al mismo tiempo e intercambiar.

Otra manera puede ser, las dos chicas acostadas con las piernas abiertas y mientras él le hace sexo oral a una y a la otra la masturba y viceversa. Otras posiciones como las mencionadas anteriormente en el artículo que permite penetrar y hacerle sexo oral a la otra mujer a su vez, vale la pena intentarlas.

Este tipo de posiciones son ideales para mantener a todos activos e involucrados. Si las chicas no tienen problema en interactuar entre sí, estas posiciones puede ayudarlas a hacerlo. Lo primordial es comunicar los límites y gustos, como se ha indicado antes.

Trío de hombres

El sexo entre tres hombres al igual que en cualquier otro trío requiere crear un buen ambiente y establecer límites. Es importante que conozcan sus gustos y se atrevan a probar cosas nuevas dentro de las normas establecidas. En este caso, el sexo anal sigue igual de presente y hay que tomar las medidas preventivas necesarias.

Recordar mantener una buena higiene es imprescindible, especialmente en el ano. Usar preservativos para evitar la transmisión de enfermedades o contraer infecciones. Esto ayudará a relajarse y disfrutar del placer que conlleva participar en un trío.

Una de las posiciones a practicar puede ser estando un chico estando de perrito, mientras es penetrado y el otro hombre está frente a él para recibir sexo oral. También pueden hacer el trencito, donde el tercero le hace sexo anal al segundo y este a su vez al primero, resulta muy excitante.

Masturbar a un hombre mientras éste es penetrado o el 69 es otra opción que estimulará a quién está arriba con sexo anal. Es aconsejable usar mucho lubricante durante la práctica sexual para que sea más placentera. Estas son algunas de las posiciones que resultaran excitantes para los participantes, atreverse a probar nuevas posturas hará más divertido el encuentro.

Trío de mujeres

En el caso de las mujeres, aunque algunos piensan que no disfrutarán igual sin la penetración de un pene, esto es falso. Con el uso de cinturones y juguetes pueden suplir este placer. Además, con las manos y la boca logran causar excitación por igual.

Los tríos de mujeres deben de mantener igual medidas de higiene y establecer una buena comunicación que les permita disfrutar con plenitud. Para comenzar y romper el hielo, pueden acomodarse en una habitación en un sofá donde puedan hablar y acariciarse mutuamente. Tocar sobre la ropa en los senos, los muslos y la entrepierna.

Una de las posiciones que pueden practicar es estando una chica acostada, la segunda le hace sexo oral y otra le acaricia y chupa los senos. También en esta misma postura, la última mujer mencionada puede colocarse en cuclillas sobre la primera para que le haga sexo oral a su vez o se puede colocar a un lado para que la masturbe.

Sentarse las tres una al lado de la otra les puede permitir masturbarse mutuamente simultáneamente. Pueden variar durante el trío de una posición a otra para mantener la chispa. Recordar darle placer a cada participante y estimular las zonas erógenas ayudará a aumentar la excitación en el encuentro sexual.

Trío en la cama

Lo tradicional siempre es bienvenido y el sexo en la cama, nunca será aburrido. Incluso para disfrutar en un trío es un lugar formidable donde dar paso al disfrute y el placer. Para esta práctica sexual es necesario no solo tener una buena comunicación sino el espacio adecuado.

Una vez que se ha tomado la decisión de intentar hacer un trío y se tiene las personas con quienes se hará, es momento de escoger el sitio. Puede ser una casa, ir a un hotel, alquiler un lugar o incluso existen locales diseñados especialmente para actividades sexuales como esta.

Lo importante es tener un espacio con privacidad donde se puedan divertir con total libertad. Y un cuarto donde haya una cama grande resulta muy práctica. Diversas posiciones como el 69, la amazona, además de las mencionadas anteriormente y otras, se pueden hacer con mayor comodidad sobre esta superficie.

Trío con dildo

Hacer el amor con tu pareja puede ser muy agradable y placentero, pero integrar un nuevo elemento puede añadir un toque de erotismo. Salir de la rutina incluso cuando se trata del sexo, ayuda a fortalecer la relación. Seguir los mismos pasos en la cama puede resultar muy aburrido y no hay porque hacerlo así, con la diversidad de opciones para experimentar en el plano sexual.

Y uno de los elementos que bien pueden hacer la diferencia al momento de tener relaciones son los juguetes sexuales. Ya sea una pareja heterosexual u homosexual, usar un dildo resulta muy estimulante. Animar a la otra persona a probar este objeto, puede convertirse en una aventura excitante.

Lo primordial es mantener la higiene tanto personal como de los artículos a usar. Los dildos deben lavarse adecuadamente, antes y después del acto sexual. Esto para evitar infecciones, recordando que estará en contacto directo con la vagina, el ano y la boca, puntos sensibles del cuerpo.

Existen diversos modelos de dildo a escoger, para todos los gustos. Los hay con base para que puedan fijarse en superficies como la pared, también para poder utilizarse en ambos lados, ideal para hacer un trío con él entre mujeres. De esta manera, se pueden colocar sentada una frente a la otra con las piernas bien abiertas y ambas podrán penetrarse mutuamente a la vez.

Los hay de distintos tamaños, colores y formas. Una buena posición para usarlo, es el misionero para introducir el dildo en el ano y así dar una doble penetración. En la mencionada postura del perrito también se puede usar este juguete, ya que, la zona anal queda en fácil acceso.

El 69 es otra posición favorecedora para usar un dildo a la vez que el hombre estimula la vagina con la boca. Como en cualquier otro encuentro sexual, al tener este juguete solo se trata de ser creativo y atreverse a probar nuevas posturas que incrementen el erotismo.

Hacer un trío con tu pareja

Aunque hacer un trío puede ser una fantasía muy común, también es cierto que pocas veces se logra concretar, en primer lugar, porque ni siquiera se propone. Cuando se tiene una pareja existe un gran temor a practicar esta actividad sexual, porque se ve como un acto de infidelidad o que se prefiere a alguien más que a su cónyuge.

Sin embargo, esto no es cierto y es importante tener claras estas ideas. El trío en pareja ayuda a salir de la rutina y compartir nuevas experiencias que permitirá fortalecer la relación. Si se hace adecuadamente, podrá ser algo muy placentero para la vida sexual de ambos.

Primeramente, se debe conversar con la pareja y explicar el deseo de experimentar, afianzando el amor que se tiene hacia el otro. Para efectuarlo es necesario que los dos quieran hacerlo, ya que, si se hace bajo presión u obligado puede resultar, por el contrario, una experiencia terrible. Es vital la confianza en la pareja y tener la libertad de poder hablar con honestidad.

Una vez que ambos están decididos a intentarlo, deben aclarar los límites y reglas a seguir en el trío. Estas pueden ser, por ejemplo, evitar los besos en la boca con el tercero o que no haya penetración anal, entre cualquier otra que ambas partes consideren. Si durante el acto sexual, sucede algo que incomode al otro, aunque no entre en las normas, es importante hacer mención de ello para que no se vuelva a repetir, la comunicación constante es clave.

Cuando se conozca al tercer integrante del trío es necesario conversar con claridad sobre los límites y escuchar las ideas del otro también. Para que no exista mayores problemas sentimentales, se puede hacer con alguien que sea de poco trato con la pareja. Y evitar un contacto frecuente, solo al momento previo y durante el sexo.

Un trío puede ser una experiencia excitante que guste a ambos, sin embargo, en caso de que uno de los dos no le resulte agradable es mejor no repetir. No obstante, es siempre divertido y emocionante probar algo nuevo, además, para una unión llena de amor, confianza y sensualidad ayudará a fortalecer la conexión en la pareja.

¿Te gusto el post? Anímate a compartirlo con tus amigos

Pinterest
Comentarios

Actualmente no hay comentarios en este post.

¿Quieres dejar un comentario en este post?

Sólo los clientes pueden comentar sobre nuestros posts. Puedes Iniciar sesión o Si todavía no estás registrad@ puedes Registrarte aqui.

Silvia Garrido

Redactora del blog

$nombre_posteador

Puntuación

Soy escritora de relatos eróticos y me gusta mucho hablar sobre sexo. Tengo mucha experiencia y estoy muy agradecida a Esunderwear que me da esta oportunidad para expresarme mediante este blog y mis publicaciones. Espero vuestros comentarios.