¿Necesitas ayuda?
96 000 1401
Te regalamos un liguero por tu compra:

Squirting

Squirting

El squirting es un tema que durante muchos años estuvo naufragando en los mares del tabú popular. Comenzó a popularizarse durante la década de los noventa, en parte gracias a la industria pornográfica. Aun así, siempre se le puso en segundo lugar por detrás de la complacencia masculina.
No obstante, en los años más recientes todo ha cambiado. Hoy en día el squirting es un anhelo no solo para las mujeres, sino para los hombres. Estos últimos, por la creencia de que alcanzarlo significa mayor desempeño sexual. Sea como sea, vamos a contarte todo sobre este tema.

¿Qué es el squirting?

Podríamos definir al squirting sencillamente como una expulsión orgásmica femenina que tiene lugar mediante la uretra. Se trata de un líquido que mezcla la sustancia del orgasmo normal con algo de orina.
La diferencia del squirting respecto al orgasmo en sí es que expulsa mucho más líquido. Además de eso sale a través de la uretra, mientras que el otro lo hace por la próstata femenina. Asimismo, es de destacar que la sensación es un tanto diferente y más duradera.

¿Todas las mujeres pueden experimentar este orgasmo?

Durante un largo tiempo se ha creído que hace falta gran experiencia sexual para tener un squirting. ¡Falso! Todas las mujeres pueden experimentarlo. Ahora bien, sí es cierto que muchas no han logrado alcanzar ni siquiera uno solo. Sin embargo, eso último normalmente se debe a la falta de información. Sucede que a muchas mujeres les da miedo o vergüenza indagar sobre este tema. De tal manera, no están al tanto de todo lo que necesitan conocer para experimentar el squirting.

¿Es involuntario el squirting?

Sobre este tema se ha dicho mucho. Al principio se creyó que el squirting era del todo involuntario. Pero muchos sexólogos han demostrado que eso no es del todo cierto. La verdad es que lo puedes experimentar sin haberlo planeado, aunque también a propósito.

Es más común que el squirting surja por sí solo. Pero puedes aprender cómo provocarlo (punto que trataremos más adelante). De cualquiera de las dos formas, la sensación es la misma. Así que, si lo experimentas de pronto, no te asustes, vive el momento.

Puntos indispensables para que puedas experimentar el squirting

Experimentar el squirting no es una tarea fácil, aunque tampoco imposible. Tan solo hace falta tomar en cuenta ciertos aspectos para que puedas provocarlo.

A continuación, te mostramos los más importantes:

Relajación de la mente: Necesitas estar relajada mentalmente. No te pongas a pensar en que quieres experimentar el squirting. Hacerlo solo logrará el efecto contrario. No, debes enfocarte en disfrutar lo que estás haciendo, ya sea sola o con otra persona. Así la estimulación te irá preparando sin que lo notes.

Excitación previa: Es importante que estés excitada si quieres un squirting. Pero aún más crucial es que lo hagas antes del coito en sí mismo. Es decir, durante el juego previo. Si te ocupas bien de esto estarás facilitándote en gran manera todo el trabajo.

Estimulación: De la mano con lo anterior, debes continuar estimulándote durante el acto sexual. Todo estímulo es útil, aunque hay algunos puntos que ayudan más que otros. Uno de ellos es el monte venus.
Acarícialo con movimientos circulares mientras vas aumentando o disminuyendo la velocidad. Esto lo sabrás por cómo reacciona tu cuerpo. Los senos también son fundamentales. Busca posiciones en las que puedas jugar con ellos sin ningún tipo de dificultad.

Penetración: Esto aplica para cuando estés sola. Debes probar la penetración con el dedo corazón y el anular. Al mismo tiempo procura tener la pelvis relajada. Puedes probar igualmente con juguetes sexuales, pero las manos son más convenientes si es primera vez.

Tienes que considerar ir estimulando tu clítoris mientras elevas tu pelvis. En esta posición los dedos o el juguete conseguirán penetrar más profundo. En consecuencia, el grado de excitación será mucho más elevado y aumentarán las posibilidades del squirting.

“No he experimentado ningún squirting. ¿Hay algo mal conmigo?”

El squirting es simplemente otro modo de disfrutar el orgasmo, uno que dura más tiempo. Por ende, si no lo has experimentado no quiere decir que estés mal. Pruébalo solo si deseas experimentar algo nuevo.

¿Te gusto el post? Anímate a compartirlo con tus amigos

Google Plus Pinterest
Comentarios

Actualmente no hay comentarios en este post.

¿Quieres dejar un comentario en este post?

Sólo los clientes pueden comentar sobre nuestros posts. Puedes Iniciar sesión o Si todavía no estás registrad@ puedes Registrarte aqui.

Silvia Garrido

Redactora del blog

$nombre_posteador

Puntuación

Soy escritora de relatos eróticos y me gusta mucho hablar sobre sexo. Tengo mucha experiencia y estoy muy agradecida a Esunderwear que me da esta oportunidad para expresarme mediante este blog y mis publicaciones. Espero vuestros comentarios.