¿Necesitas ayuda?
96 000 1401

Azotadores

Latigo sensual morado

Mango de bolas y tiras de goma

10,50€

Fusta flor de obsessive

C/flor de cuero. (largo: 40cm)

12,50€

Fusta con dise�o de encaje y

Varilla larga y dise�o de encaje!!

12,90€

Latigo sensual fucsia

Mango de bolas y tiras de goma!

10,50€

Mini latigo rojo obsessive

Mango negro y suaves tiras el�sticas!

13,60€

Fusta negra con logo obsessive

Tacto agradable y cordón de sujeción

13,90€

Fusta fina negra con logo en r

Fusta 22cm c/logo Obsessive

13,60€

Fusta roja con lazos y perlita

C/lazos y perlas decorativas!

10,80€

Varita con corazon brillante

Con punta de corazón de Stráss

22,40€

Cosquillador y azotador corazo

2 extremos, pala corazón y plumas!

12,90€

Fusta negra decorada obsessive

Con decoraci�n met�lica

11,70€

Maze latigo marron

100% vegano!!

38,90€

Latigo suave de flecos negro

Excita sin dolor..l�tigo de flecos suaves!

14,90€

Pom Pom con plumas para acaric

Pom pom c/plumas muy suave

10,90€

Latigo sensual rojo

Mango de bolas y tiras de goma!

10,50€

Latigo sensual negro

Mango de bolas y tiras de goma!

10,50€

Comprar Azotadores

Novelas y zagas como las 50 sombras han hecho que el uso de este tipo de elementos se hicieran más conocidos y muchas personas hayan querido experimentar con juegos eróticos de dominación como el spanking, el bondage y el BDSM. Los azotadores, fustas y pequeños látigos son casi un imprescindible para los practicantes de este tipo de juegos. Los azotadores pueden ser de diferentes materiales y formas

Tipos de azotadores

Algunos hechos de tiras, o con tiras, otros de un mango con una pieza en la punta y otros de una sola pieza a modo de paleta. Los látigos eróticos están formados, generalmente, por un mango y varias tiras que pueden ser de cuero, de tela, de goma, silicona, etc.

El material de las tiras es lo que hace que sean más dolorosos o más suaves, aunque no por ello menos excitante. Las fustas son las de más fácil manejo, están formadas por un mango con la pieza azotadora en la punta que, muchas veces, es un rectángulo doblado a la mitad; esta pieza, al ser doble, produce un ruido muy excitante.

Los látigos largos y de materiales duros como el cuero, son algo más complicados ya que se requiere cierta destreza para utilizarlos. Este tipo de látigo se suele utilizar, no sobre el cuerpo del castigado, sino mas bien como elemento intimidante pegando en el suelo o en otras superficies como lo hacen los domadores con sus fieras.